top of page
Buscar
  • Foto del escritorRicardo Gomez Serravalle

Esto es lo que puede ocurrir si alquila una vivienda en negro

Esta acción ilegal puede acarrear sanciones de hasta el 150% de la cantidad no declarada.



La cita anual con la Agencia Tributaria está a la vuelta de la esquina, ya que en un mes, el próximo día 11 de abril dará comienzo la declaración de la Renta correspondiente al ejercicio fiscal de 2022 donde los contribuyentes deberán declarar el IRPF y Patrimonio. En ocasiones, a algunos españoles la declaración de la Renta les sale a pagar a Hacienda, por lo que es bastante común que realicen alguna que otra "triquiñuela" para evitarse tener que declarar ciertos ingresos que reciben como puede ser el alquiler.


Los ingresos recibidos por arrendar un inmueble están contemplados en el impuesto del IRPF como "rendimiento de capital inmobiliario". Sin embargo, Fotocasa asegura que una de cada tres de estas viviendas no están declaradas, ya que llevan a cabo un alquiler en negro


No obstante, esta acción ilegal puede acarrear sanciones de hasta el 150% de la cantidad no declarada. Además de las sanciones que interpondrá la Agencia Tributaria, el portal inmobiliario de idealista también destaca una serie de riesgos a los que podrá enfrentarse el casero al cometer esta infracción.


Pérdida de beneficios fiscales

Los propietarios que declaren la casa arrendada tendrán derecho a varios beneficios fiscales que perderán si alquilan en negro como una deducción de hasta el 60% en el IRPF de los rendimientos percibidos e incluso en los gastos relacionados con la vivienda como obras de reparación o el seguro de horas, entre otros.


Conflicto de intereses entre casero e inquilino

Los inquilinos pueden presentar en su declaración de la Renta el pago del alquiler para obtener beneficios fiscales; pero en el caso de que el propietario no declare el arrendamiento, esto alertará a Hacienda y podrá percibir esta infracción. Asimismo, el inquilino podrá pedir una inspección a Hacienda o incluso una petición formal por la vía judicial, lo que provocará que se tenga que declarar el piso y abonar las multas correspondientes


Exposición a multas elevadas

En el caso de que Hacienda se percate de esta infracción, el propietario deberá devolver todo el dinero ingresado por el alquiler y además pagar una multa, cuyo importa variará en función de la cantidad que no se haya declarado. Si la cuantía es inferior a 3.000 euros, la sanción será devolver el dinero recibido por el arrendamiento y una multa del 50%; aunque si supera dicha cantidad, no solo habrá que devolver el importe no declarado, sino también unos intereses que van desde el 50% hasta el 100% en función de la cantidad.


En el supuesto de que los ingresos no declarados supongan más del 50% de la base de la sanción y se hayan empleado medios fraudulentos; se impondrá una sanción en forma de dinero proporcional del 100% al 150%, que se graduará "atendiendo a los criterios de comisión repetida de infracciones tributarias y de perjuicio económico para Hacienda", señala idealista.


Desprotección ante los impagos

Al no existir un contrato de alquiler registrado en el Registro de la Propiedad no figura como que el propietario está arrendando dicho inmueble, por lo que si se produce un impago por parte del inquilino o algún desperfecto, el casero estará desprotegido si tiene que reclamar las cantidades que le debe. Ricardo Gomez Serravalle Real Estate Specialist - Lippy Inmobiliaria Fuente

2 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page