top of page
Buscar
  • Foto del escritorRicardo Gomez Serravalle

El sector inmobiliario sube con fuerza en bolsa en el inicio de 2023.

El sector inmobiliario sube con fuerza en bolsa en el inicio de 2023 aupado por el buen comportamiento del Ibex-35.



El Ibex-35 cerró enero con una revalorización del 9%, desde los 8.300 hasta los 9.030 puntos. Se trata del mejor comienzo del índice patrio desde el año 2001 y uno de los mejores desempeños dentro de las bolsas europeas. El sector inmobiliario, aupado por el buen comportamiento de los índices a nivel mundial en enero y febrero, también ha subido en bolsa. En Estados Unidos, el índice iShares U-S. Real Estate, que engloba los grandes reits norteamericanos, sube en lo que va de año un 7,5%, aunque esta revalorización llegó a ser del 14% en su último máximo reciente.


José Ramón Iturriaga, socio y gestor de fondos en Abante, explica la situación del inmobiliario cotizado español: "Lo que el mercado está anticipando en precio un 2008, que no se va a producir. La forma más barata de comprar ladrillo es la bolsa porque lo estás haciendo a unos descuentos que no están justificados y son consecuencia de una pasada de frenada del mercado". El gestor de fondos cree que "si buscas un piso, un local o una nave y tratas de ponerlo en rentabilidad, no vas a obtener por dividendo lo que ofrecen algunas de las grandes compañías, como Aedas Homes o Lar España".

En el sector inmobiliario español ha habido grandes revalorizaciones en este principio de año. La mayor la de Arima Real Estate, la compañía dirigida por los fundadores de la extinta Axiare. A cierre de la jornada bursátil de ayer acumula una subida de cerca del 22% en lo que va de año, aunque llegó a ser del 27%. Sin embargo, esta compañía no goza de un precio líquido en su acción, ya que apenas se transaccionan unos pocos millares de acciones cada día.

Entre las que sí cuentan con esta liquidez y también han registrado grandes subidas en sus precios están la promotora Neinor Homes y la catalana Renta Corporación, con subidas del 14,27% y del 18,75%, respectivamente. La promotora liderada por Borja García-Egotxeaga acumula una subida en bolsa del 32% desde octubre, mes en el que tocó sus mínimos recientes. Por su parte, el gráfico de Renta es similar al de Neinor, con una subida del 46% en los últimos cuatro meses.


EL SECTOR PROMOTOR MANTIENE EL TIPO

Aedas Homes, la otra gran promotora española junto con Neinor, ha subido en lo que va de año un 5,26%. La compañía, en su mayoría propiedad del fondo estadounidense Castlelake, rozó en diciembre los 12,5 euros por acción, cerrando un rally del 30% hasta los 16 euros para retroceder después hasta los 15 euros. En la actualidad está repartiendo una rentabilidad por dividendo de más del 11%.


Por su parte, la tercera promotora cotizada, Metrovacesa, controlada por Banco Santander, BBVA y Carlos Slim, sube en 2023 un 8,78%. Esta compañía cotiza muy estable entre los 6 y los 8 euros desde hace más de tres años, mientras sigue distribuyendo un dividendo de doble dígito entre sus accionistas.


De menor tamaño y mucho más volátil, Montebalito ha subido en bolsa un 20% en 2023. Sin embargo, su caso es paradógico porque, después de una subida cercana al 50% desde enero, la compañía emitió un hecho relevante para asegurar que no entendía por qué la acción había subido tanto ni por qué se habían comprado y vendido tantas acciones, aunque reconoció estar inmerso en la búsqueda de nuevos inversores para la compañía.


LAS PATRIMONIALISTAS

Las grandes socimis patrimonialistas de activos han mostrado un comportamiento dispar. Por un lado, Colonial, que acumuló una gran caída durante 2022, este 2023 ha subido cerca de un 9%. Su gran rival, Merlin Properties, sin embargo, se ha mantenido plana durante los dos primeros meses del año, con una tímida revalorización del 1%. Lar España, especialista en centros comerciales, es la que más sube en este inicio de 2023, un 10,93%. Por contra, Realia es la inmobiliaria que más cae, cerca de un 3%, junto con Insur, que lo hace un 1,33%.


José Ramón Iturriaga cree que hay que esperar a la estabilidad de los tipos para que las inmobiliarias suban en bolsa: "Cuando tengamos una referencia clara de donde se van a estabilizar los tipos, lo que marca el precio de todos los activos, lo tendremos más claro. El descuento con el que cotizan las compañías en bolsa con respecto al valor de sus activos no tienen mucha justificación. Actualmente, veo todo más como una oportunidad que como un riesgo".


Ricardo Gomez Serravalle

Asesor Inmobiliario en Lippy Inmobiliaria


7 visualizaciones0 comentarios
bottom of page