top of page
Buscar
  • Foto del escritorRicardo Gomez Serravalle

Por qué los bancos no suelen dar hipotecas para comprar la nuda propiedad de una casa

Comprar la nuda propiedad es una manera de adquirir una casa con descuento. Pero los bancos suelen ser reacios a financiar este tipo de operaciones.


Cada vez hay más interés en el mercado por la compraventa de la nuda propiedad de las viviendas. Esta alternativa, destinada a los mayores que quieren obtener liquidez con su vivienda sin dejar de residir en su hogar, permite al comprador adquirirla con un descuento medio del 50%, pero no podrá disfrutar de la misma hasta el fallecimiento del usufructuario.


El principal lastre es la financiación: aunque es posible pedir una hipoteca, los bancos no suelen financiar estas operaciones, ya que prefieren hipotecar el pleno dominio de un inmueble, no solo una parte. En este artículo damos respuesta a todas tus dudas.


¿Qué es la nuda propiedad de una vivienda?

La propiedad plena se divide en dos partes distintas. Por un lado, encontramos la nuda propiedad, que significa ser propietario de la cosa que se adquiere. Por otro lado, encontramos el derecho de usufructo, que significa que se tiene derecho a usar la cosa en cuestión (aunque no se sea propietario de la misma). De esta forma, hablamos de nuda propiedad como del derecho de poseer en propiedad algo (por ejemplo, una casa), sin que ello implique también el derecho de usufructo.


¿Qué significa ser nudo propietario?

Ser nudo propietario de una casa significa que se es propietario de dicha vivienda. Es decir, que se tiene el bien en propiedad. Sin embargo, si solo se tiene la nuda propiedad y no el derecho de usufructo, esto significa que no se puede hacer uso de la vivienda en cuestión (pese a que tengamos su propiedad) hasta que tengamos también acceso al usufructo.


¿Para qué sirve comprar la nuda propiedad de una casa?

Aunque cuando vamos a pedir una hipoteca lo más común es que usemos el dinero para comprar una vivienda completa (propiedad plena), también podemos adquirir solo la nuda propiedad. Por ejemplo, si vamos a comprar una vivienda de segunda mano.


En este caso, compraremos la vivienda pero no podremos hacer uso de ella hasta que tengamos también el usufructo de la misma. Esta opción es muy habitual en el caso de personas mayores que quieren vender su casa pero seguir viviendo en ella hasta el momento del fallecimiento. Igual que sucede con las hipotecas inversas, esto permite a las personas mayores disfrutar del dinero que vale su casa sin necesidad de dejar de vivir en ella.


Lo que se suele hacer en estos casos, es que el comprador adquiere la nuda propiedad de la casa. Al fallecimiento del usufructuario, el nudo propietario consolida el pleno dominio de forma automática. A partir de ese momento, el nuevo comprador podrá disponer de la vivienda plenamente, tanto si es para uso propio como para alquiler.


La principal ventaja de hacer uso de esta forma de compra radica en que comprar la nuda propiedad suele salir mucho más barato que comprar una propiedad plena (nuda propiedad y derecho de usufructo). De esta forma, se puede adquirir una vivienda en propiedad de forma más económica con la única pega de que no se podrá disponer del usufructo hasta el momento del fallecimiento del anterior dueño.


¿Cuál es el valor de la nuda propiedad?

Al adquirir solo la nuda propiedad de una vivienda en lugar de la propiedad plena, se pueden encontrar precios mucho más económicos. El valor de la nuda propiedad variará dependiendo de la vivienda. En este sentido, es común encontrar decuentos de precios que rondan entre el 30% y el 50% del valor habitual de la vivienda en el caso de que esta se adquiriese como propiedad plena y no solo como nuda propiedad.


¿Se puede pedir una hipoteca por la nuda propiedad?

Una de las preguntas más habituales es si se puede pedir una hipoteca para comprar una nuda propiedad. La respuesta es que sí. De hecho, si estamos pensando en pedir una hipoteca para comprar una casa, esta es una de las mejores opciones si lo que queremos es ser propietarios de un inmueble sin necesidad de gastar mucho dinero en la compra.


Sin embargo, aunque se puede pedir una hipoteca para comprar la nuda propiedad de una casa, es muy difícil que una entidad bancaria financie la compra de la nuda propiedad, ya que el banco prefiere hipotecar el pleno dominio, y no solo una parte.


¿Quién paga la hipoteca: el nudo propietario o el usufructuario?

La hipoteca, o préstamo con garantía hipotecaria, es una obligación asociada a quien recibe el préstamo hipotecario. En este caso, es quien compra la nuda propiedad (que se utiliza como garantía de la devolución de la deuda). Por ello, es el propietario (quien posee la nuda propiedad) el que debe realizar el pago de la hipoteca y no el usufructuario. Ricardo Gomez Serravalle Real Estate Specialist - Lippy Inmobiliaria


4 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page